Síguenos en FACEBOOKTWITTERYoutube
HOME 3, Noticias

Mensaje del Presidente de la República en el Día de la Independencia Nacional

Octubre 12, 2017 Malabo

 

MENSAJE DE SU EXCELENCIA OBIANG NGUEMA MBASOGO, PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA Y PRESIDENTE FUNDADOR DEL PARTIDO DEMOCRÁTICO DE GUINEA ECUATORIAL A LA NACIÓN, CON OCASIÓN DE LA CONMEMORACIÓN DEL CUADRAGÉSIMO NOVENO ANIVERSARIO DE LA INDEPENDENCIA DE LA REPÚBLICA DE GUINEA ECUATORIAL……………………………….

Malabo, a 11 de Octubre del 2017

Queridos Compatriotas Ecuatoguineanos:

Mañana jueves, día 12 de octubre de 2017, el Pueblo de Guinea Ecuatorial celebra con regocijo, el cuadragésimo noveno aniversario de nuestra Independencia Nacional, en un ambiente de paz, tranquilidad y armonía. Con tal ocasión quiero, en primer lugar, dirigir mis felicitaciones más fervientes a todos mis compatriotas; que se encuentran en el país y en la diáspora, y a todos los extranjeros de los países hermanos y amigos de Guinea Ecuatorial que residen en nuestro país y comparten hoy con nosotros el regocijo de estas efemérides.

Extendemos Nuestro agradecimiento a los distinguidos y legítimos representantes de los países amigos y organizaciones internacionales acreditados en Guinea Ecuatorial quienes, reconociendo nuestra condición de país soberano y en virtud de la amistad y la colaboración sinceras que les une a nuestro País, nos honran con su estimable presencia personal, prueba evidente de su solidaridad y estima hacia nuestro pueblo y Gobierno.

Queridos Compatriotas:

Quisiera compartir Mis reflexiones con el Pueblo de Guinea Ecuatorial, en torno a éste importante acontecimiento histórico, para hacer una valoración positiva de nuestro recorrido como país independiente, así como los desafíos con los que nos enfrentamos en nuestra evolución política.

En efecto, es bien sabido por todos que la accesión de Guinea Ecuatorial a su Independencia Nacional supuso el final de un sistema de ocupación, opresión y explotación sin precedentes contra el pueblo de Guinea Ecuatorial, que imperó durante doscientos años. Fueron años de resistencia pacífica y de sometimiento del pueblo que las generaciones presentes y futuras nunca deben olvidar.

Por tanto, la conmemoración del 12 de Octubre de cada año constituye un acontecimiento histórico de todos los tiempos, que señala el surgimiento del Estado de Guinea Ecuatorial, después de su bárbara ocupación colonial de 200 años.

Es necesario señalarlo aquí, para conocimiento de las personas que no han tenido la experiencia del colonialismo que, en nuestro país, fue un sistema que enajenó totalmente al Pueblo de Guinea Ecuatorial de sus derechos legítimos.

El sistema colonial es un comportamiento irracional de los seres humanos, que ha sido calificado por la Comunidad Internacional como “Crimen de lesa humanidad”, porque conculca los derechos fundamentales de la persona a su libertad, dignidad y al bienestar

Que se caracterizaba por la discriminación al colonizado en todas las actividades de la vida política y social del país, con el rechazo total a la endoculturación o a la continuidad de las pautas de vida y del pensamiento del indígena, lo cual contribuyó a la incomprensión y a las duras relaciones, casi inexistentes, entre el colonizando y el colonizador.

Aunque el colonialismo en todos los países ha sido aplicado por potencias extranjeras, sus prácticas pueden ser en algunos casos llevados a cabo por los propios nacionales unos contra otros. De ahí la necesidad de que, no solo debemos velar para que no se introduzcan más las prácticas coloniales o neocoloniales en nuestro País, sino que también evitar a toda costa que surjan brotes de este comportamiento vicioso en el seno de nuestra sociedad.

Por tanto, felicitamos muy vivamente al Pueblo de Guinea Ecuatorial que, por su abnegable lucha y determinación, y guiado por los Líderes y Padres Fundadores del Estado Ecuatoguineano, consiguieron acabar con el abominable y oprobioso sistema colonial en nuestro País.

Esta es una ocasión propicia para recordar a nuestros líderes que lucharon y perdieron sus vidas por la liberación de Guinea Ecuatorial. El Pueblo y la Historia de nuestro País honrarán eternamente su memoria.

No fue una casualidad la elección del día 12 de Octubre como fecha de la accesión de Guinea Ecuatorial a la Independencia Nacional; en efecto, como un Miembro nuevo que se incorporaba a la Comunidad Hispánica de Naciones, Guinea Ecuatorial quiso sellar su hermandad con los países hispanoamericanos, accediendo a su Independencia Nacional el “DIA DE LA HISPANIDAD”. Vayan nuestros sentimientos de amistad, hermandad y solidaridad a esos países hermanos unidos por la historia y la cultura.

Queridos Compatriotas:

Desde esta fecha señalada del 12 de Octubre de 1968, Guinea Ecuatorial empezó a caminar sola y seguirá caminando sola hasta el fin de su historia. Esto significa que, el Pueblo mismo debe asumir plenamente la responsabilidad de llevar sus propios destinos históricos, promoviendo constantemente en igualdad de oportunidades la prosperidad y el bien común.

Nuestro País fue devastado, saqueado y arruinado por los ocupantes extranjeros. Pero hoy nos corresponde a nosotros, los Ecuatoguineanos, levantar este País con nuestros propios esfuerzos, desarrollarlo y defenderlo para que tenga su espacio y desempeñe su papel dentro del concierto de las Naciones.

Hoy contamos con 49 años de existencia como Nación independiente y estamos en la víspera de las “Bodas de Oro”, (50 años) lo que significa alcanzar la mayoría de edad. Podemos constatar la diferencia abismal que existe entre un sistema de explotación colonial y la autorealización de un Pueblo, o sea, el Gobierno de un Pueblo por sí mismo. “Guinea Ecuatorial de la Colonia, no es Guinea Ecuatorial de hoy”
En efecto, una mirada retrospectiva al pasado colonial y la realidad de los 49 años de nuestra experiencia como país independiente, nos demuestra que, lo que no se pudo hacer en los 200 años de la presencia colonial extranjera en nuestro País, lo hemos conseguido con creces en los 49 años de nuestra Independencia Nacional, porque los Guineo-ecuatorianos amamos y sentimos por nuestro País, por ser la herencia que Dios y nuestros antepasados nos han legado.

En efecto, Queridos Compatriotas, debemos amar a nuestro País por, grande o pequeño que sea, por las razones ya expuestos y porque también, Guinea Ecuatorial es NUESTRA TIERRA PROMETIDA, donde nadie nos puede discriminar; es la tierra donde nacieron y vivieron todos nuestros antepasados y es también donde vivimos y vivirán las futuras generaciones de nuestra Nación hasta el fin de los tiempos.

Por tanto, no basta con vanagloriase de ser ya ciudadanos independientes, hay que dar de por sí lo necesario para que esta Nación sea grande y destacada entre las demás Naciones. Ahí está precisamente el significado de la Independencia Nacional, que implica la necesidad de que el Pueblo alcance una autosuficiencia sostenible.

Por tanto, no busquemos ni digamos qué es lo que nos da Guinea Ecuatorial, sino más bien, preguntémonos qué es lo que hemos hecho y hacemos por nuestro País.

Ésta ha sido la lucha de Mi Gobierno desde la abolición de la dictadura en 1979 hasta la fecha, garantizando la paz, estabilidad y armonía sociopolítica, requisitos básicos, sin los cuales no habríamos alcanzado el actual estado de desarrollo, que es orgullo nacional, envidia de algunos y admiración de otros.

Para que el Pueblo ejercite sus libertades en un contexto de Nación Independiente, hemos promovido las libertades Políticas, económicas, sociales y culturales, base para una convivencia armoniosa entre todos los integrantes de la Nación.
Este desarrollo ha alcanzado la transformación física del panorama económico y social del País, así como el desarrollo político de una democracia participativa que no tiene nada que envidiar a los sistemas de otros Países.

Queridos compatriotas:

No debemos contentarnos y vivir satisfechos por la euforia de los tiempos, porque las sociedades humanas deben ser dinámicas en su evolución con la misma constancia con la que cambian la economía, la política y el desarrollo de la Nación.
Por ejemplo, hoy Guinea Ecuatorial es Miembro No Permanente del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, importante Órgano decisorio de la política mundial, lo cual nos debe motivar para comportarnos con dignidad y responsabilidad de un Estado que responde por sus obligaciones como Sujeto de Derecho Internacional. Por tanto el Mundo nos observa hoy para ver nuestro comportamiento interno, si somos capaces de cumplir las exigencias internacionales.

Esto significa que Guinea Ecuatorial debe estar capacitada para garantizar la paz y estabilidad en todos los aspectos de la vida nacional; como por ejemplo, organizar las elecciones internas transparentes y justas sin crear fricciones entre sus fuerzas políticas; explotar racionalmente sus recursos y administrarlos responsablemente en la forma que beneficien a todo el Pueblo; desarrollar y capacitar sus recursos humanos para que contribuyan al sostenimiento general de la Nación; en conclusión, debemos demostrar la madurez política alcanzada que valide nuestra capacidad nacional e internacional.

Queridos Compatriotas:

El 49 Aniversario de nuestra Independencia Nacional, tiene lugar pocos días a la celebración de las Elecciones Legislativas y Municipales en todo el territorio nacional, acontecimiento que interpela a nuestra madurez política para que su desarrollo no solo transcurra en un ambiente pacífico y ordenado, sino que, al mismo tiempo, suponga una satisfacción política al noble Pueblo de Guinea Ecuatorial.

Las elecciones, cualquiera que sea su nivel, constituyen una consulta popular constructiva, en la que el Pueblo debe quedar satisfecho de haber ejecutado su voluntad soberana.

La democracia participativa que estamos promoviendo no solo debe interpretarse en el sentido de obtener los beneficios económicos personales cuya concepción desvirtúa gravemente el espíritu de la democracia, que es luchar por la paz, el desarrollo socioeconómico y el bienestar de todos los ciudadanos.

Se trata de cultivar, modelar y conciliar mentalidades e intereses personales de clases y grupos humanos diversos con pensamientos heterogéneos, a veces antagónicamente aentuadas

Es la tarea que hemos llevado a cabo a lo largo de los últimos 49 años y que hoy podemos afirmar sin ambages que todos los hijos de este país han llegado al consenso de que no podemos avanzar a ninguna parte priorizando los egoísmos, los antagonismos, los radicalismos estériles, los revanchismos, las exclusiones y las intolerancias.

Solo a través del respeto a la persona humana y su dignidad, el dialogo, la concertación, el respeto a la opinión del contrario, la tolerancia, el respeto a la ley y a la equidad, así como a las instituciones del Estado, podemos gobernar eficazmente la Nación y administrar con responsabilidad los recursos económicos del Estado.

Por tanto, es nuestra obligación fundamental e ineludible, como ciudadanos y miembros del nuevo Estado Independiente, defender la paz, la unidad nacional de nuestro país.

Una unidad nacional basada en la convivencia pacífica y solidaria de la rica diversidad etnocultural y religiosa que constituye el mosaico de nuestras etnias, tribus, culturas y religiones.

Quiero destacar muy especialmente que, la unidad nacional es la ley de las leyes en el Fuero de los Ecuatoguineanos, y su intangibilidad, es también otra ley irrevocable e innegociable; condiciones sin las cuales la Independencia que hemos conquistado y la existencia del Estado no tendrían la razón clásica de ser.

Efectivamente el territorio Ecuatoguineano, con sus mares territoriales, su población y el espacio aéreo que lo cubre, como un conjunto y como un todo, conforme a la Ley Fundamental, es inseparable, indivisible, intangible e irreductible; por lo que, ninguna razón política o económica interna o externa puede justificar su separación o reducción.

Queridos Compatriotas:

El simple desarrollo de la democracia no es suficiente para satisfacer las ambiciones del Pueblo. Paralelamente al desarrollo de la democracia, debe focalizar también nuestro futuro hacia el desarrollo económico y social que proporciona y satisfaga las necesidades morales del Pueblo y su bienestar material.

Podemos afirmar que el desarrollo económico constituye el alfa y la omega de todo ejercicio político para garantizar el bienestar del Pueblo.

Por tanto, pese a la interrupción en el avance de nuestro Programa de desarrollo económico Horizonte 2020, provocada por la crisis de la caída del precio del crudo en el mercado internacional, nuestra voluntad de capacitar económicamente al Pueblo es invariable, en el sentido de que sea el propio Ecuatoguineano quien dirija las actividades económicas del país.

Todo lo que hemos realizado hasta la fecha en el campo de desarrollo de Guinea Ecuatorial no ha sido por la orientación de consultores internacionales sino de nuestra propia gestión por lo que todos debemos alcanzar este objetivo.

Precisamente creemos que la formación técnica y científica de nuestros recursos humanos constituye una exigencia inaplazable para que, apoyados en la absoluta independencia política que disfruta el Pueblo, los propios ciudadanos puedan intervenir, sin el concurso ni intervención extranjera en el proceso de desarrollo de Guinea Ecuatorial.

Por tanto, Queridos Compatriotas, aunque el mundo está en un proceso de globalización, no debemos perder los valores culturales que caracterizan a nuestra Sociedad, como son: el respeto a los mayores y a los superiores, a la propiedad ajena, a la verdad de la palabra dada, al ambiente pacífico, al trabajo, a la transmisión de la cultura y tradición a los menores, al amor a la familia, al respeto a las etnias y tribus etc.

Estos valores deben constituir el refuerzo tradicional y autónomo de la personalidad del ciudadano Ecuatoguineano, para que no nos veamos como ahora sacudidos por la ola de la violencia, de crímenes, robos, violaciones, el consumo de drogas y estupefacientes, la corrupción que pervierte y destruye hoy a nuestra sociedad y a nuestra juventud.

Por tanto, apelo a los padres de familias, mayores y ancianos, centros de enseñanza, directivos de instituciones, responsables de las iglesias y a todas las personas de buena voluntad, para que intervengan para corregir de forma tajante estos comportamientos que constituyen una grave crisis de valores de nuestro Pueblo que amenazan a la paz y estabilidad de nuestro País.

Estos comportamientos protagonizados muchas veces por los jóvenes, constituyen el caldo de cultivo de las organizaciones terroristas que azotan al mundo y posiblemente puedan aterrizar en nuestro pacífico país para quebrantar la paz.

La paz, solo puede ser verdadera y durable si se convierte en la responsabilidad y el compromiso común y colectivo que todos y cada uno de los ecuatoguineanos hemos de asumir, intensificando nuestra vigilancia permanente y ejerciendo una acción contundente, para frustrar cualquier maniobra de nuestros enemigos internos y externos que perturben esta paz que hoy disfrutamos en la República de Guinea Ecuatorial y nos permite continuar la obra iniciada desde el día 12 de Octubre de 1968.

Naturalmente, es evidente que cuando celebramos los 49 años de nuestra Independencia, desde un horizonte temporal, la inmensa mayoría de los Ecuatoguineanos nos sintamos razonadamente satisfechos de los importantes logros y progresos que hemos alcanzado en muchos ámbitos y sectores, aunque somos a la vez realistas en reconocer que todavía queda mucho por hacer.

En este sentido, soy de la opinión de que en realidad, no son los años los que cuentan; sino más bien la coherencia y solidez indispensables de nuestras acciones, el grado de conciencia y la madurez que se han ido consolidando en la mentalidad del Pueblo de Guinea Ecuatorial.

Queridos Compatriotas:

En este esfuerzo por conseguir un desarrollo integral de nuestra Sociedad, el sector de la Mujer que constituye la base de la educación de la sociedad, no debe quedar al margen de los programas de desarrollo de la democracia participativa, ya que como sector mayoritario y de mayor involucración social, no se puede entender el desarrollo de Guinea Ecuatorial sin una firme y efectiva participación de la Mujer.

Por lo mismo, los Jóvenes como relevo generacional y la esperanza del futuro de la Nación no debe ser marginada en esta marcha hacia el desarrollo, ya que, por su exclusión, podrían verse desviados de los valores positivos que caracterizan a nuestra Nación e incurrir en la comisión de actos como los descritos anteriormente.

Por tanto, las Mujeres junto a los Jóvenes constituyen los grupos más vulnerables de la Sociedad y su poca integración político social puede resultar un obstáculo a la consistencia de nuestros programas de desarrollo. De ahí que debemos apoyar todas las iniciativas orientadas a su plena integración en el proceso de desarrollo global.

Queridos Compatriotas:

Si el éxito de nuestro recorrido como nación independiente ha sido gracias a la paz que conoce hoy nuestro País, producto del comportamiento responsable de cada integrante de la Nación, ello debe animar a todos los Ecuatoguineanos, para que su actitud no lesione en lo mínimo la paz y estabilidad que hoy disfrutamos.

Al reiterar Mi felicitación al Pueblo de Guinea Ecuatorial con ocasión del Cuadragésimo Noveno Aniversario de la Independencia Nacional, quiero al mismo tiempo animarlo, a estar enorgullecido y que se prepare para demostrar al Mundo lo que este País es capaz de hacer y lograr tras los 50 años de Independencia Nacional.

¡VIVA LA REPÚBLICA DE GUINEA ECUATORIAL!

Imágenes de Miguel Ángel Andjimi (Equipo de la Prensa Presidencial)
Departamento de Prensa del PDGE

 
Octubre 12, 2017