Síguenos en FACEBOOKTWITTERYoutubeinstagram
HOME 3, Noticias, VII Congreso Nacional Ordinario

Discurso del Presidente Fundador del PDGE en el VII Congreso Nacional Ordinario

Reproducimos el texto íntegro del discurso pronunciado por el Su Excelencia Hermano Militante Obiang Nguema Mbasogo, Presidente de la República, Jefe de Estado y de Gobierno, Presidente Fundador del Partido Democrático de Guinea Ecuatorial, con ocasión de la inauguración del Séptimo Congreso Ordinario del PDGE.

-“Discurso de Su Excelencia Hermano Militante Obiang Nguema Mbasogo, Presidente de la República, Jefe de Estado y de Gobierno, Presidente Fundador del Partido Democrático de Guinea Ecuatorial, con ocasión al Séptimo Congreso Ordinario del P.D.G.E.

Bata, 22 de Noviembre de 2021

  • Hermanas y Hermanos Militantes Vice-Presidentes del P.D.G.E.,
  • Hermanas y Hermanos Militantes Miembros del Consejo Nacional y de la Junta Ejecutiva del P.D.G.E.,
  • Hermanas y Hermanos Militantes Miembros del Consejo de Disciplina del P.D.G.E.,
  • Hermanas y Hermanos Militantes Secretario General y Adjuntos del P.D.G.E.,
  • Hermanas y Hermanos Militantes Dirigentes y Miembros de la Oficina Nacional, Consejo Técnico, Consejos Distritales, Comisiones de Seguimiento, Juntas Distritales de Disciplina, Consejos Municipales y de Localidades Urbanas, Células de Base y Regionales del Exterior, Estructuras Especializadas de Mujeres, Federación de Jóvenes Antorcha, A.S.H.O. y la Organización de Trabajadores,
  • Distinguidos Representantes de los Partidos Políticos de la Coalición Democrática,
  • Distinguidos Representantes de los Partidos Políticos de los Países Amigos,
  • Excelentísimas y Dignísimas Autoridades Nacionales, Provinciales, Distritales y Locales, Administrativas, Civiles y Militares,
  • Excelentísimas y Excelentísimos Señoras y Señores Embajadores y Jefes de Misiones Diplomáticas, Consulares y de Organismos Internacionales acreditados en Guinea Ecuatorial,
  • Dignísimas Autoridades y Representantes de Confesiones Religiosas, de la Sociedad Civil y del Sector Privado,
  • Compatriotas Ecuatoguineanos todos,

Señoras y Señores:

Estimados Congresistas;

Transcurridos cuatro años después de nuestro último encuentro de Abril de 2017, en el marco de la Organización del Sexto Congreso Nacional Ordinario del Partido Democrático de Guinea Ecuatorial y con la visión futura de los próximos eventos políticos que marcan el curso firme de nuestro proceso político, para renovar los distintos Órganos Políticos de carácter electivo.

Hemos creído necesario organizar el Séptimo Congreso Nacional Ordinario de nuestro Gran Movimiento de Masas con el fin de predisponer a nuestra militancia para emprender acciones dinámicas con el propósito de consolidar y afianzar su liderazgo en el ejercicio de la democracia pluralista de nuestro País, su desarrollo socio-económico y el bienestar general del Pueblo de Guinea Ecuatorial, gestión que nuestro Partido sigue ejerciendo con plenitud insustituible abogando siempre por el bienestar y la felicidad del Pueblo. Este Séptimo Congreso nos orientará sobre la plena ejecución de estos objetivos.

Esta convocatoria se ha hecho como una evidencia de “fuerza mayor”, considerando los actuales peligros de la pandemia del coronavirus y las inaplazables obligaciones y compromisos que todos hemos asumido para cumplir con nuestros estatutos y el programa de la evolución política prescrita por la ley para conducir al Pueblo de Guinea Ecuatorial por los derroteros de la Democracia, la Paz, el Desarrollo y el Bienestar del Pueblo.

Ante esta circunstancia evidente no puedo dejar de orientar a toda la militancia del partido asistentes a este evento, a los simpatizantes, invitados especiales y a todo el Pueblo congregado, para que observen estrictamente las normas de contención establecidas por el Comité Político de Vigilancia y Respuesta de lucha contra la COVID-19 a fin de que esta plataforma política no sea objeto de aumentar la curva de los contagios en el País.

Como si fuera poco, en medio de tanta calamidad nuestro País ha sufrido una catástrofe de grandes magnitudes, a consecuencia de la tragedia en el Cuartel de Nkoa-Ntoma, el 7 de Marzo del año en curso, con resultado de víctimas humanas y considerables daños de infraestructuras públicas y privadas.

No podemos olvidar tampoco que, en el transcurso de este periodo de la Pandemia de la COVID-19, nuestra formación política ha perdido insignes militantes que dedicaron toda su vida a la defensa y promoción de los ideales de ésta formación política, dejando profundas huellas en el seno del Partido y de las Instituciones Democráticas del País.

En su memoria y en la de todos aquellos que no han podido estar presentes con nosotros en esta importante y significativa nueva cita política de nuestro Gran Movimiento de Masas, por haber perdido sus añoradas vidas, pido respetuosamente a la audiencia congresista que guardemos un minuto de silencio en su memoria…………………….“gracias”.

Estimados Hermanos Congresistas;

Ante todo, deseo dar la más cálida bienvenida a esta histórica ciudad de Bata a todos los Hermanos Militantes congresistas de todas las estructuras venidas de todos los confines de la geografía nacional, a todos los representantes de los Partidos Políticos nacionales y extranjeros, así como a todos los Gobiernos, Amigos y Organizaciones Internacionales e invitados especiales que han decidido concurrir a este macro-evento político de nuestro partido para darlo más resonancia.

Así mismo, doy la bienvenida a nuestra Militancia procedente de las provincias de Bioko Norte, Bioko Sur y Annobon, a la Militancia llegada de las provincias del Litoral, Centro Sur, Kie Ntem, Djibloho y Wele Nzas, saludamos igualmente a las Células de Base del Exterior y agradecemos a los Hermanos Militantes de Bata por su tradicional hospitalidad con la que nos acogen siempre. Damos también la bienvenida a los Partidos Políticos de la Oposición y a los invitados especiales que nos honran con su presencia

Hermanos Militantes;

P.D.G.E  ¡YEYEBA!

P.D.G.E  ¡HILO!

P.D.G.E  ¡ÉLOBA!

P.D.G.E  ¡OKUO!

P.D.G.E  ¡OYOOP!

Estimados Congresistas;

El P.D.G.E, se presenta hoy en el escenario político de Guinea Ecuatorial, como la mejor alternativa política después de la abolición de la dictadura en nuestro país de 1.979 y su creación posteriormente en 1.986.

En efecto, es de todos ustedes conocido, el estado bochornoso y anárquico en que se encontraba nuestro País, durante los primeros 11 años de su independencia, que amenazaba la desaparición estructural del Estado Ecuatoguineano en lo político, económico y social; pues el gobierno de aquel entonces había perdido totalmente su autoridad y credibilidad política para gobernar y administrar la Cosa Pública; la economía no se orientaba al interés público, la población era instrumento de explotación; brillaba totalmente la ausencia del respeto de los derechos humanos y la población se veía obligada a exiliarse en los países vecinos y fuera de nuestras fronteras.

Una mirada retrospectiva del recorrido de Guinea Ecuatorial en este espacio de tiempo bajo el gobierno del P.D.G.E., hace ver que nuestro Gran Movimiento de Masas ha sido capaz de reconducir al Pueblo por la senda de la unidad y reconciliación; hemos podido reconstruir la moral, la libertad y la dignidad del Pueblo de Guinea Ecuatorial que había perdido la esperanza, la confianza y la seguridad en sí mismo.

En definitiva hemos sido capaces de recuperar la personalidad del Pueblo en estos 35 años de Paz, Libertad, Democracia y Derechos Humanos ejercidos responsablemente, y hemos podido inculcar en el Pueblo los valores de la autoestima, del nacionalismo y patriotismo, porque entendemos que África en general y Guinea Ecuatorial en particular no debe seguir bajo las manipulaciones de las potencias extranjeras. Estos son los valores que nuestro Partido está inculcando en nuestra juventud para construir un Estado más fuerte, más cohesionado, invencible y sin fisuras.

Estimados Congresistas;

Todo sistema político debe tener siempre como objetivo primordial promover el bienestar del Pueblo, como fin último del Estado; en este sentido y desde su creación en 1.986, el Partido Democrático de Guinea Ecuatorial siempre se ha caracterizado por crear un entorno favorable para el desarrollo político, económico, social y cultural del Pueblo a través de los sucesivos Congresos Nacionales Ordinarios y Extraordinarios celebrados en los 35 años de vida del partido, hasta tal punto que Guinea Ecuatorial se encuentra hoy en la cúspide para alcanzar el estado de un País emergente.

Por tanto, el Séptimo Congreso Nacional Ordinario viene a marcar un punto de inflexión para consolidar los grandes logros alcanzados en la Democracia Pluralista, en el desarrollo económico y social y en la promoción de los derechos individuales, colectivos y de las instituciones del País.

Hemos escogido como lema de éste Congreso: “CON EL P.D.G.E., JUNTOS POR UN FUTURO SEGURO Y PACIFICO” para conjugar y certificar nuestra absoluta convicción en el compromiso de seguir articulando políticas de desarrollo nacional que asienten el bienestar general de nuestro Pueblo, al tiempo que garantizamos el mantenimiento de la Paz, el sosiego, la tranquilidad, la justicia y el bienestar de nuestro querido País Guinea Ecuatorial.

Dentro de este orden de ideas, el programa que será objeto de consideración por este Congreso abarca, naturalmente, un conjunto de temas extraídos de la evolución y experiencias vividas por el Pueblo en esta andadura de 35 años, con el fin de reafirmar el avance continuado del País hacia su meta que es el desarrollo, el bienestar y la felicidad de todos los conciudadanos. Las diferentes ponencias que serán desarrolladas a lo largo del Congreso, recogen diferentes aspectos de la evolución histórica de nuestro Gran Movimiento de Masas, las prioridades presentes y los desafíos del futuro.

La defensa de la Paz, estabilidad socio-política y la unidad nacional, son valores que nos caracterizan como miembros de una misma sociedad que tiene un destino común reafirmadas y definidas por todos los integrantes de la nación ecuatoguineana, porque gracias a estos valores, siempre hemos salido victoriosos ante tantas amenazas que nuestros enemigos internos y externos han querido infligir al noble Pueblo de Guinea Ecuatorial.

Cuando hablamos de la Seguridad del Estado, de la Paz, Estabilidad Política y Armonía Social, no lo decimos sólo para la protección de las Autoridades Políticas, Administrativas y de las Instituciones del Estado, sino nos referimos a todo el Pueblo de Guinea Ecuatorial en general.

Se entiende por la seguridad del Estado, cuando los bienes individuales y colectivos reciben el respeto y protección por todo el conjunto de la Nación Ecuatoguineana. La plena seguridad del Estado Ecuatoguineano es el respeto escrupuloso y recíproco ante la ley, de las jerarquías políticas, administrativas y sociales, así como el cabal ejercicio de cada uno en sus responsabilidades públicas y privadas. La seguridad del Estado abarca inclusive la seguridad personal de todos los ciudadanos, incluidos los de “a pie” si es que existe tal consideración.

Por otra parte, el respeto a las líneas maestras trazadas por el Partido como son: la disciplina, el buen uso de los principios democráticos, la justicia, la igualdad de los derechos de todos los ciudadanos, la solidaridad entre los hermanos militantes, el respeto a la propiedad ajena y a los bienes públicos y privados, constituyen garantías de estabilidad de progreso y bienestar social del Pueblo.

Como verán, nunca Me he cansado de orientar a nuestra militancia sobre todo los responsables con más recursos y que ostentan cargos públicos y administrativos; los dirigentes de las sociedades públicas y privadas para que presten servicios, para satisfacer las necesidades del Pueblo, sobre todo de las capas más vulnerables o desfavorecidas, mostrándoles su solidaridad con donaciones generosas en el establecimiento de estructuras económicas que contribuyan en la creación de empleos, bienes y servicios.

Creo que obrar de esta manera ayudaría a hacer realidad a la diversificación económica y la creación de empleos suficientes para el reclutamiento de la mano de obra nacional, con la consiguiente mejora de las condiciones de vida de los empleados que se beneficien de los derechos inherentes como la seguridad social.

Desde la misma perspectiva, recomiendo a las instituciones respectivas velar para que las empresas que operan en el País, incluidas las contratadas por la administración pública para diversos mantenimientos cumplan igualmente esta obligación, de asegurar a sus empleados y dotarles de todos los derechos que les reconocen las leyes laborales vigentes en el País. Tengo la seguridad de que todo lo descrito indudablemente contribuiría a crear un ambiente de sosiego y tranquilidad entre todos los compatriotas.

Los comportamientos nocivos tales como son: la corrupción, la delincuencia, el narcotráfico y la drogadicción, las falsificaciones, la discriminación de sexo y la indisciplina constituyen los obstáculos que se oponen al bienestar, la paz y la armonía que toda nación necesita para avanzar hacia el progreso; estas prácticas afectan más a los jóvenes como la clase social más vulnerable, quienes aparecen como las victimas más propiciatorias, razón por la que este Congreso debe pronunciarse de forma categórica sobre esta cuestión.

En efecto, el P.D.G.E atribuye una importancia fundamental al colectivo de los Jóvenes, considerados como herederos de la Nación y la seguridad del Pueblo en el futuro, razón por la que debemos cuidar su integridad moral, espiritual y física. Pues por diversas razones que dependen de su fragilidad, vulnerabilidad e inexperiencia de vida, muchos jóvenes son presas fáciles de convencer por nuestros enemigos con falsas promesas e ideas populistas.

Estimados Congresistas;

No debemos confundir la libertad de expresión, que es un derecho fundamental del hombre, con el libertinaje de la lengua. La libertad de expresión está limitada por la Ley y por las responsabilidades asumidas en la sociedad. En este sentido, un alumno no puede sustituir a su profesor en las funciones didácticas, porque incurriría en la anarquía.

El uso abusivo de las redes sociales, sólo con el deseo de difamar y confundir la opinión de los demás, demuestra la inmadurez de los que practican fraudulentamente esta modalidad de comunicación por estar en contra de la reputación moral y la verdad que debe hacernos libres. Lo que muchos ignoran es que la difusión de tantas mentiras en estos medios resta su credibilidad al final de todo.

Lo que sí hay que saber es que mientras el Partido Democrático de Guinea Ecuatorial sigue activo como hasta ahora, siempre habrán las mismas actuaciones cobardes de nuestros enemigos que podemos calificar como oponentes políticos, carentes de mensaje para convencer al Pueblo; pues su comportamiento es signo evidente de que, no hemos variado en nuestra concepción política. Por tanto, no hay que hacer caso de esos falsos comentarios.

Nuestra oferta política se expondrá ampliamente en el curso de este Congreso Nacional Ordinario, en el sentido más claro de lo que ha realizado el Partido Democrático de Guinea Ecuatorial desde su creación en 1.986, cuáles son los obstáculos y las dificultades actuales y cuáles son nuestras metas y posibilidades para alcanzar la plenitud del bienestar que deseamos para el Pueblo de Guinea Ecuatorial.

Hermanos Congresistas;

¿Qué entiende la oposición por el ensayo democrático?, para su mayor comprensión no podemos contemplar o situar la teoría del ensayo democrático como un simple programa, porque el Pueblo es dinámico y su vida también; el ensayo democrático es la fórmula en la que nuestro gobierno orienta la evolución política de la Nación, es simplemente nuestra manera de hacer la política, que es escudriñar siempre la esencia de la razón, sopesando la diversidad de opiniones para la materialización de los posibles programas.

A través de esta teoría se puede constatar que desde los cambios políticos operados en nuestro País en 1.979, la República de Guinea Ecuatorial ha ido escalando paulatinamente, sin desmayos, fatigas ni convulsiones, a pesar de las tentativas de nuestros enemigos para truncar nuestros esfuerzos, hasta el punto de poder afirmar que el Pueblo de Guinea Ecuatorial ha quedado más fuerte e invencible.

Estimados Congresistas;

La razón política fundamental de este Congreso es hacer conocer que estamos en un periodo electoralista al que estamos abocados, a la vista del agotamiento de las diferentes legislaturas de los órganos electivos del Estado.

Para ello, llamo a la conciencia y al habitual buen hacer de todos los Hermanos y Hermanas Militantes del P.D.G.E, a todos nuestros simpatizantes y al Pueblo de Guinea Ecuatorial en General, para que en su día hagan uso del derecho de voto, con el acostumbrado espíritu nacionalista, convicción ideológica, sentido de responsabilidad y raciocinio, para elegir en el marco de los estatutos y reglamentos del Partido a los compatriotas y Hermanos Militantes que conocen, viven y sienten por los problemas que afectan al Pueblo de Guinea Ecuatorial.

Es una decisión que debe pesar en la conciencia de cada uno de ustedes, porque de ella puede depender el futuro brillante de nuestro País o su fracaso y condenación irremisible.

Por tanto, se impone la prudencia, el acatamiento a los estatutos y el espíritu del compromiso en las decisiones que vayamos a tomar a lo largo de este Séptimo Congreso Nacional Ordinario, a fin de que nuestro Partido, como lo ha venido haciendo, presente al Pueblo de Guinea Ecuatorial la mejor oferta política insuperable.

Estimados Congresistas;

Es difícil comprender el nivel de desarrollo alcanzado por este País sin la acción del P.D.G.E. las políticas diseñadas por la cúpula directiva de nuestro Gran Movimiento de Masas, son el resultado de los logros económicos, políticos, sociales y culturales alcanzados en el País que únicamente los miopes malintencionados no pueden ni quieren ver, ya que fomentan enfrentamientos entre ecuatoguineanos pretendiendo que nuestros recursos, riquezas y logros sean hipotecados por los intereses ajenos a nuestro País.

El P.D.G.E. antepone los intereses supremos de la Nación, que es todo aquello que beneficia a Guinea Ecuatorial que concuerda con nuestro lema: Democracia, Desarrollo y Bienestar de todos los ecuatoguineanos. Con esos principios coaligamos con otros partidos del espectro nacional que entendemos persiguen los mismos objetivos, a quienes envío saludos afectuosos.

El P.D.G.E. y los partidos coaligados tienen que trabajar estrechamente para garantizar la estabilidad y el desarrollo del País en beneficio de los propios ecuatoguineanos como verdaderos actores y protagonistas de esta lucha.

Rechazamos todas las injerencias externas de aquellos que predican que en Guinea Ecuatorial no existe la democracia y buscan un nuevo proceso. Cuando ya hemos emprendido nuestro camino y en el que estamos inmersos; los procesos violentos implican consecuencias nefastas como lo que ocurre en varias regiones del continente africano. Son las Democracias impuestas las que causan convulsiones y desórdenes internos y cuando se llega a ese nivel de desestabilización, son las Democracias calificadas y reconocidas por los enemigos potenciales “como las buenas o verdaderas democracias” ENTRE COMILLAS.

Como ya lo dije en Mi último discurso ante la Asamblea General de las Naciones Unidas, la Democracia es una buena forma de gobernar, pero no debe ser impuesta sobre los pueblos sin tener en cuenta su historia, costumbres, idiosincrasia, cultura, valores, morales etc… Todos hemos sido testigos de las consecuencias nefastas que pueden conllevar las imposiciones de valores ajenos a nuestros pueblos.

La Paz que se disfruta en nuestro País es innegociable, ya que respeta las instituciones, a las personas físicas y jurídicas, facilita el empoderamiento de la mujer y del sector privado que es el motor del desarrollo. La armonía en la que vivimos los ecuatoguineanos es fruto de las políticas realistas que emanan de la esencia y vocación del Gobierno del P.D.G.E.

Los recursos del País se han aprovechado por parte del Gobierno para desarrollar el propio País en beneficio de todos los ecuatoguineanos. Las infraestructuras actuales han alcanzado un nivel incomparable con respecto al pasado de nuestro País.

El P.D.G.E. debe estar igualmente preparado para afrontar los desafíos del futuro sabiendo a adaptarse a un entorno internacional cambiante, asegurando el proceso de modernización de la política de nuestro Partido.

Hermanos Militantes Congresistas;

Reitero que no hay política sin economía y viceversa; una economía que no está garantizada con una política segura para todos, nunca llegaría a ser sostenible. Dentro de este orden de ideas, el Partido Democrático de Guinea Ecuatorial, debe promover la coherencia de ambas cosas, para que el desarrollo general del País sea equilibrado. Por eso nunca hemos dejado de involucrar en nuestros planes económicos tanto a los partidos políticos como a la sociedad civil y todas las instituciones políticas y administrativas del País.

El resultado de hoy es que el plan estratégico adoptado por el Primer Congreso Nacional Extraordinario que diseñó la transición política al multipartidismo, así como los planes de desarrollo de Guinea Ecuatorial adoptados por las tres conferencias económicas nacionales y los diálogos políticos con la oposición han dado resultados óptimos.

En efecto, gracias a las sucesivas reformas constitucionales que hemos realizado en nuestro empeño de mejorar nuestro sistema democrático nacional, se ha garantizado la normalización de todas las prácticas políticas como se registra en el juego democrático de cualquier democracia pluralista del mundo, garantizando con ello la participación transparente, individualista, partidista y de coalición, hasta los pactos políticos pre y post-electorales.

Sin embargo, estimados Congresistas, creemos que no es la reforma legal la que garantiza la victoria de un Partido Político, sino más bien su saber hacer política.La alternancia política está en el carisma de un Líder Político, cuando satisface las expectativas del Pueblo. De ahí la necesidad de nuestra militancia de no variar jamás su comportamiento de apoyo al Pueblo en sus necesidades más elementales.

En el orden económico, creemos que todavía existe una necesidad de poner en práctica las disposiciones del Plan de Desarrollo Económico Nacional adoptado por la Tercera Conferencia Económica Nacional, así como hacer rentable las importantes infraestructuras logradas con el Plan Económico Horizonte 20-20.

Con dichas infraestructuras Guinea Ecuatorial puede vivir hoy al margen de la explotación del petróleo. Hay muchos países anteriores al nuestro, que a pesar de ser productores de petróleo, sus planes no contemplan este producto como indispensable para su desarrollo. De ahí que muchos han considerado este producto vital como una maldición para África, pero nuestra experiencia ha sido todo lo contrario.

Desde estas premisas, resulta igualmente crucial intensificar el desarrollo de estrategias para hacer realidad la puesta en marcha de políticas de diversificación económica, orientadas a la creación de un marco de incentivación apropiado; la realización de inversiones y reformas de políticas económicas encaminadas a reducir la pobreza y los costes del comercio; son necesarios para la continua aplicación de las políticas efectivas de apoyo al proceso de desarrollo.

Igualmente, la necesidad de establecer estrategias para la puesta en marcha de iniciativas orientadas a subsanar la deficiencia del mercado, de las políticas y de las instituciones para permitir con ello la producción suficiente, el autoabastecimiento y la limitación de la excesiva dependencia de nuestro mercado del exterior.

En efecto, la acción de nuestro Gran Movimiento de Masas debe también incluir iniciativas de sensibilización a nuestros compatriotas y Hermanos Militantes que lejos de arrimar el hombro para la efectividad de esta diversificación económica con los beneficios que conlleva, se dedican a llevar sus activos para invertir en el extranjero con las ganancias que obtienen en el País, obviando igualmente de ayudar a los demás conciudadanos necesitados; estas situaciones constituyen y resaltan una falta de nacionalismo y empatía hacia los demás.

El petróleo de nuestro país ha dejado su huella en Guinea Ecuatorial y esperamos que contribuirá más al desarrollo de la nación; pero nos toca ahora utilizar nuestro genio, la intrepidez y capacidad de todos nuestros técnicos y la intelectualidad de nuestros jóvenes para adoptar estrategias que optimicen el desarrollo económico de Guinea Ecuatorial, a partir de las infraestructuras desarrolladas.

En Guinea Ecuatorial, la Sociedad Civil toma hoy parte importante en el desarrollo de nuestro País como motor principal en el desarrollo; tanto es así que los presupuestos del Estado permiten una participación destacada del sector privado en el desarrollo nacional.

En este sentido, el Parlamento Nacional siempre ha exigido a la sociedad civil rendir cuenta pública del empleo de los fondos presupuestarios que les confía el Estado. Este Congreso debe constituir una oportunidad de más para contribuir en los planes del desarrollo económico y social de Guinea Ecuatorial.

Estimados Congresistas;

Al cumplir el Partido Democrático de Guinea Ecuatorial sus 35 años de vida, a lo largo de los cuales hemos llevado con orgullo la gestión política del Estado Ecuatoguineano, debemos sentirnos orgullosos por la Paz mantenida en este periodo, la cual nos ha permitido avanzar en la explotación de los hidrocarburos de nuestro País, con expectativa de abordar otros recursos naturales del subsuelo que Dios y la naturaleza nos han legado.

Estimados Congresistas;

Para preservar los logros descritos como resultado positivo de la andadura del Partido Democrático de Guinea Ecuatorial y sus sucesivos Gobiernos, así como garantizar el cumplimiento de las metas de desarrollo que estamos planificando, la Paz y la estabilidad política son condiciones indispensables para todos estos logros y objetivos.

Por esta razón, denuncio categóricamente el comportamiento nocivo de algunos conciudadanos que colaboran y financian clandestinamente a nuestros detractores tanto del exterior como del interior del País, los cuales tienen planificadas acciones macabras de desestabilización de nuestra Nación.

En este contexto, invito a todos los hombres y mujeres de buen corazón, sensatos y nacionalistas prestar la vigilancia para denunciar a estos traidores y desmantelar dichas conspiraciones; vigilancia y colaboración a las que deben sumarse todas las instituciones y poderes del Estado. Agradecemos en este sentido a los Países Amigos amantes de la Paz por su colaboración.

No quisiera terminar estas reflexiones sin hacer referencia del fenómeno migratorio que se registra en aumento actualmente en el mundo, del que Guinea Ecuatorial no está al margen. Sin entrar al fondo de la cuestión, debo resaltar que la política del Gobierno del Partido Democrático de Guinea Ecuatorial ha consistido siempre, desde nuestro espíritu panafricanista, en acoger a nuestros hermanos procedentes de otras naciones africanas en particular y del mundo en general.

Sin embargo, teniendo en cuenta los riesgos del tráfico de armas y entrada clandestina de terroristas que se registra en muchos países de nuestro contorno causando la desestabilización de muchos de ellos, sin menospreciar los intentos de invasión que nuestro País viene desbaratando, todos ellos propiciados por grupúsculos de intereses ocultos; con toda legitimidad y responsabilidad constitucionales que nos asisten como garantes de la estabilidad de nuestra Nación, no podemos dejar de exigir que los expatriados que entran así como los que se encuentran en nuestro País lo hagan conforme a las normas vigentes en materia de inmigración.

Por tanto, apelo a la población en general, a las Autoridades y Militantes del Partido Democrático de Guinea Ecuatorial, al buen trato y sana convivencia con los extranjeros que se encuentran de forma legal en Guinea Ecuatorial, ya que ellos son igualmente ciudadanos poseedores de todos los derechos, deberes y obligaciones como el resto de ciudadanos, por consiguiente, merecen una acogida genuina por los Nativos.

Quiero concluir este discurso con este mensaje al Pueblo de Guinea Ecuatorial: “vale más un Amigo conocido que otro nuevo por conocer” el Partido Democrático de Guinea Ecuatorial es nuestro amigo de siempre, tanto en los buenos momentos como en los malos y siempre está en la retaguardia para apoyar al Pueblo de Guinea Ecuatorial.

¡Arriba el Séptimo Congreso Nacional Ordinario del Partido Democrático de Guinea Ecuatorial!

¡Arriba el P.D.G.E!

¡Arriba la República de Guinea Ecuatorial!”.

Departamento de Prensa del PDGE

noviembre 22, 2021