Síguenos en FACEBOOKTWITTERYoutubeinstagram
HOME 4, LA VOZ DEL PDGE, Noticias

Guinea Ecuatorial: un Estado democrático por más de una razón

Laotravoz.info analiza la verdadera realidad de las campañas mediáticas que se lanzan contra las instituciones africanas que se oponen a ser neocolonizadas. Entre ellas, las de Guinea Ecuatorial.

El debate sobre la democracia ha hecho correr mucha tinta y gastar palabras en todo el mundo. Más aún desde la década de 1960 y la independencia africana. Varios estados africanos se libraron de la ocupación colonial occidental y ganaron autonomía y libertad. Por lo menos, este es el caso de algunas naciones, porque, en lo que concierne a todo África, el término independencia debería revisarse, porque la realidad es que, algunos de los países que supuestamente son independientes aún viven bajo un yugo colonialista. Este es el caso de varias de las llamadas “ex” colonias  francesas. La imposibilidad de estar completamente liberadas las ha llevado a caer bajo una nueva colonización conocida como “neocolonialismo”.

En este sistema, el antiguo colono logra continuar ejerciendo cierto control sobre su llamada “excolonia” y la mayoría de las veces, al amparo de organismos internacionales como la ONU. Pero, cuando esta gestión remota no es posible debido a la voluntad de dicho país de ser totalmente libre, comienza la operación de destrucción mediante los medios de comunicación. Y es que, muchas veces, los medios de comunicación son un arma efectiva para cuestionar y criticar a los líderes que se enfrentan al neocolonialismo, mediante noticias, aburridas encuestas, artículos de todos los formatos y todo tipo de herramientas mediáticas con el único objetivo de desacreditar a estos líderes. El objetivo es debilitarles primero, para destruirles después y recuperar asi la gestión de este país. O sea: decimos que este presidente es un dictador, que su régimen es autocrático o monárquico, que dirige a su gente con “mano de hierro” y que reprime a la oposición. Esa es la forma en la que el neocolonialismo intenta debilitar a quienes se les resiste, frente a la opinión pública.

Este fue el caso de Laurent Gbagbo en Costa de Marfil o el de Mohamar Khadafi en Libia. Este también es el caso de Ruanda y de tantos otros países africanos. Y es igualmente el caso, ahora, de Guinea Ecuatorial, con S.E. Obiang Nguema Mbasogo. Este Jefe de Estado -uno de los más panafricanistas del continente- ha logrado en pocos años que su país superase la dictadura de Macias Nguema, evitando caer en el neocolonialismo español. Y ahora que está a punto de hacer de Guinea Ecuatorial una nación emergente y elevarla al rango de los países industrializados, se ha convertido para los medios occidentales y neocolonialistas en un “dictador que maneja su país con un puño de hierro, y que reina sobre los ecuatoguineanos con un régimen autocrático”.

Pero en realidad, ¿no es el hecho de que un africano ha logrado la independencia casi total de su país, sin la participación exagerada de su antiguo colonia España, lo que molesta a estos medios de occidente?

Obiang Nguema Mbasogo hizo que Guinea Ecuatorial se convirtiera en una nación libre y democrática. Su experiencia le ha permitido que su nación tuviera todo lo necesario para ser una verdadera democracia: Guinea Ecuatorial tiene una Constitución; un Gobierno; un Parlamento elegido por sufragio universal directo con diputados y senadores encargados de hacer oír la voz del pueblo; una Corte Suprema de Justicia; un Fiscal General de la República; un Tribunal Constitucional y todas las instituciones necesarias para ser una democracia digna de ese nombre. Porque, ¿qué es una democracia, si no un estado administrado por la gente y para las personas con los derechos y las leyes disponibles y aplicables a todos con la misma medida?

Sin embargo, esta propensión occidental para decidir quién debe administrar o no cada país; quién es democrático o no; quién tiene el derecho de hacer tal o cual cosa… En realidad, no es sino el intento de las potencias occidentales para seguir gobernando a los africanos como las antiguas colonia, que ya pertenecen al pasado.

Pero, pese a estos continuos ataques mediáticos, la opinión internacional no se deja engañar, y los africanos aún menos. Aquellos que aún piensan en explotar África deberían cambiar de opinión, porque ya no lo van a conseguir.

www.laotravoz.info

Más información:

https://m.laotravoz.info/La-Guinee-Equatoriale-Un-Etat-democratique-a-plus-d-un-titre_a1998.html

julio 1, 2019