Síguenos en FACEBOOKTWITTERYoutubeinstagram
HOME 4, Noticias

Manifiesto de Repulsa a la nueva sentencia de París

PARTIDO DEMOCRÁTICO DE GUINEA ECUATORIAL

MANIFIESTO DE REPULSA A LA SENTENCIA PARCIAL Y DISCRIMINATORIA DICTADA POR EL TRIBUNAL DE CASACIÓN DE PARÍS CONTRA EL HERMANO MILITANTE VICEPRESIDENTE DEL PARTIDO DEMOCRATICO DE GUINEA ECUATORIAL (PDGE), Y DE LA REPÚBLICA DE GUINEA ECUATORIAL, EXCELENTÍSIMO SEÑOR DON TEODORO NGUEMA OBIANG MANGUÉ

El Partido Democrático de Guinea Ecuatorial ha recibido nuevamente con bastante indignación la noticia sobre la sentencia definitiva dictada por el Tribunal de Casación de París, República Francesa, de fecha 28 de Julio de 2021, que pone fin a un proceso judicial urdido contra el Vicepresidente del PDGE y de la República de Guinea Ecuatorial, Excmo. Sr. Don Teodoro NGUEMA OBIANG MANGUE, en el tristemente denominado caso de Bienes Mal Adquiridos”, un proceso considerado parcial y discriminatorio, además de su carácter judicial altamente viciado.

En efecto, a lo largo de algo más de una década, el Partido Democrático de Guinea Ecuatorial ha venido observando con tamaña resignación, los desagradables acontecimientos que encaran esta farsa judicial que, más que un juicio imparcial con todas las garantías jurídicas y procesales, se asemeja mucho más a un preconcebido plan neocolonialista milimétricamente diseñado por la República francesa, en su nostálgico deseo insuperable de seguir torturando y expoliando descaradamente a los Pueblos africanos, usando vergonzosas maquinaciones políticas, e instrumentalizando la justicia para alcanzar sus constantes abominables, criminales y subversivos objetivos neocolonialistas e imperialistas.
La triste historia de esta farsa judicial premeditadamente orientada a acosar al Vicepresidente Nguema Obiang Mangue y al Pueblo de Guinea Ecuatorial, empieza hace algo más de una década, a iniciativa de la ONG Transparencia Internacional-Francia, reconocida organización extorsionista y politizada al servicio de la República Francesa con una clara misión de impulsar el neocolonialismo, mediante el mal llamado proceso de “Bienes Mal Adquiridos”, avalado por la justicia francesa, para juzgar al Vicepresidente de la República, Encargado de la Defensa Nacional y Seguridad del Estado, con mínima observancia de los principios del Derecho Internacional.
Sin embargo, en el supuesto de que existiera un marco jurídico que permitiera la persecución judicial por supuestos bienes mal adquiridos, no deja de ser sorprendente para Guinea Ecuatorial y otros países africanos que Francia no sea el primer Estado en sentarse en el banquillo de los acusados, por ser uno de las potencias colonizadoras europeas que hayan amasado cuantiosas riquezas de todo tipo, mediante expolio sistemático de África durante siglos desde la época colonial, trascendiendo la postcolonial y llegando hasta nuestros días, lo cual ha supuesto un enriquecimiento injusto de la República francesa, que se ha traducido en un correlativo empobrecimiento de vastos territorios africanos. ¿piensan los Jueces franceses procesar al Estado francés por tales bienes mal adquiridos?
En efecto, la historia demuestra claramente la existencia de innumerables “Bienes Mal Adquiridos” por Francia como Estado y muchos franceses como individuos, como uno de los más crueles colonos de la historia, quienes han sazonado inescrupulosamente sus metrópolis y ciudadanos gracias a los abusos, explotaciones indebidas y expolios inhumanos de los recursos provenientes del continente africano y otras latitudes del mundo.
En este contexto, sobran pruebas irrefutables sobre las atrocidades perpetradas en diversos ámbitos por Francia y algunos ciudadanos franceses tanto en el continente africano como en otras partes del mundo.
En el ámbito cultural, más del 90% de las piezas artísticas importantes de África subsahariana se encuentran fuera del continente, según los estudios realizados por expertos internacionales. En ese mismo ámbito, la UNESCO viene apoyando desde hace más de 40 años, la lucha emprendida por los países africanos para que les sean restituidos sus bienes culturales desaparecidos durante la época colonial, cosa que hasta ahora sigue sin materializarse. Francia no está al margen de dicha reivindicación, por lo que también podemos considerarlos como “Bienes Mal Adquiridos” por el estado francés.
En este caso específico, hay un testimonio más que deplorable, emitido por el Señor Crusoe Osagie, Portavoz del Gobernador del Estado de Edo, en Nigeria, al señalar que no es normal que sus hijos tengan que irse al extranjero para admirar el patrimonio de su país. “Esos objetos nos pertenecen y nos los quitaron por la fuerza”, subraya este indignado súbdito africano.
El actual Presidente Emmanuel Macron en su discurso dirigido a un grupo de estudiantes de la Universidad de Ouagadougou en 2018, sostuvo públicamente que “…una gran parte de la herencia cultural de varios países de África se encuentra en Francia”.
En el ámbito económico, la creación del franco CFA en 1948 no responde sino a la necesidad de Francia de controlar el destino de todos los recursos financieros y naturales de los países miembros de la zona CFA, lo cual pone de manifiesto su eterno afán de hacerse con “Bienes Mal Adquiridos” en el continente africano y explotarlo a toda costa.
En esta misma línea, el Ex – Presidente de Francia, François Mitterrand, reconoció e hizo pública en su día, su leal y sensata opinión política en el sentido de que el desarrollo de Francia se debe a los enormes recursos naturales que logró quitar ilícitamente a África en las épocas colonial y postcolonial.
A juzgar por esas atrocidades, arbitrariedades y el espíritu de criminocracia que viene practicando impunemente en el continente africano y en otros horizontes, Francia es considerada en la actualidad como una potencia enemiga de los Pueblos africanos y del panafricanismo, en tanto en cuanto que el PDGE tiene noticias de fuentes fidedignas sobre incesantes actos terroristas y la existencia de mercenarios franceses implicados en varios intentos de asesinatos y otros consumados de Presidentes de países africanos, y de otros continentes.
En base a estas consideraciones, el PDGE se formula las siguientes interrogaciones:
1. ¿De qué sirven las relaciones diplomáticas entre países y Pueblos si una parte como Francia no admite un diálogo sincero y franco con la otra, y siempre aboga por adoptar prácticas engañosas y dolosas, asociadas a decisiones unilaterales?
2. ¿Para qué existen si no se aplican los principios de equidad ante la justicia y de igualdad entre los Estados, así como la no injerencia en sus asuntos internos inscritos en letras de oro en la Magna Carta de la ONU?

Por lo tanto, es de considerar que el proceso de “Bienes Mal Adquiridos” deliberadamente inventado por la justicia francesa para acosar y deshonrar al Vicepresidente del PDGE y de la República de Guinea Ecuatorial, Excmo. Señor Don Teodoro NGUEMA OBIANG, carece de toda imparcialidad y coherencia procesales, siendo el reflejo de la mala fe y la caracterizada ausencia de transparencia de Francia en sus relaciones con los Estados africanos.
A razón de esa opacidad y los engaños que han caracterizado el modus operandi de Francia, las relaciones con sus socios africanos se han visto ampliamente deterioradas en los últimos tiempos, ocasionando un fuerte rechazo y protestas populares en varios países africanos, dado que Francia no duda incluso en contraponerse y violar alevosa y constantemente el ordenamiento jurídico internacional para conseguir sus aviesos fines de ambición neocolonialista e imperialista.
Tratándose de la presunta malversación de fondos y blanqueo de capitales, como delitos que traen causa a este mascarado proceso judicial seguido contra el Vicepresidente Don Teodoro NGUEMA OBIANG MANGUE, consideramos que, si Francia respetara mínimamente los principios de la Carta de las Naciones Unidas y otros instrumentos jurídicos internacionales de obligada observancia universal, sería más coherente en Derecho que las exigencias y reivindicaciones sobre los supuestos “Bienes Mal Adquiridos” partieran del Pueblo de Guinea Ecuatorial, y que este último instara y participara activamente en dicho proceso judicial, cosa que no se ha verificado durante toda esta farsa judicial.
Por tanto, llegados a este punto en el que el Tribunal de Casación de París dicta Sentencia final condenando al Vicepresidente del PDGE y de Guinea Ecuatorial en un proceso en el que la actuación de la justicia francesa adolece de toda imparcialidad, y el proceso de enjuiciamiento seguido se impregna de elementos discriminatorios, por lo cual entendemos que el mismo proceso judicial no es más que un plan de acoso minuciosamente preconcebido, con el infame objetivo de manchar y comprometer maliciosamente la remarcada honorabilidad e intachable reputación del Excmo. Sr. Don Teodoro NGUEMA OBIANG MANGUE, atentando asimismo contra la independencia, la soberanía y los intereses supremos de nuestra Nación.

EN SU CONSECUENCIA:
NOSOTROS, Militantes y Dirigentes de todos los Órganos Centrales, Periféricos, de Base, Células del Exterior, Estructuras Especializadas de Mujeres, Federación de Jóvenes ASHO, Grupo Antorcha, la Organización de Trabajadores y los Simpatizantes del Partido Democrático de Guinea Ecuatorial;

CONSIDERANDO que el día 12 de octubre de 1968, después de algo más de dos siglos de sufrimiento y lucha contra la ocupación, la dominación colonial, la opresión abominable y la explotación despiadada de sus recursos naturales, Guinea Ecuatorial accedió a la independencia adquiriendo el pleno derecho de soberanía en el concierto de las naciones del mundo;

CONSIDERANDO que, como Estado Soberano e Independiente, a la República de Guinea Ecuatorial le asiste el derecho de oponerse y rechazar cualquier acto de violación flagrante a los principios de igualdad soberana de todos los Estados, la no injerencia en los asuntos internos de otros países y todos aquellos actos que suponen amenazas o atentado contra las legítimas instituciones del País, la paz y la seguridad internacional así como la inviolabilidad personal de sus dirigentes, al amparo de los principios rectores del Derecho Internacional, y en especial la Magna Carta de las Naciones Unidas, la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas y otros instrumentos jurídicos internacionales de que forma parte;

TENIENDO EN CUENTA que desde el inicio de la mascarada persecución judicial penal urdida por la República Francesa contra el Vicepresidente del PDGE y de la República de Guinea Ecuatorial, Excelentísimo Señor Don Teodoro NGUEMA OBIANG MANGUE, el PDGE ha venido manifestando su profunda indignación por esta desafiante e intolerable amenaza a la dignidad y soberanía de la República de Guinea Ecuatorial, así como la paz y la seguridad internacionales propugnadas por la Carta de la ONU;

CONSCIENTES de que los supuestos delitos objeto de esta farsa judicial contra el Vicepresidente NGUEMA OBIANG MANGUE afectan de manera especial al Pueblo ecuatoguineano, por lo que la competencia para enjuiciar tales supuestos hechos habría de implicar a los órganos jurisdiccionales del Estado afectado, sin que exista un margen de legalidad que otorgue competencias exclusivas a los Tribunales franceses para encausar al Vicepresidente de la República de Guinea Ecuatorial, imbricándose de autoridad para inmiscuirse de forma directa en los asuntos internos de otro País soberano;

PERSUADIDOS de que la cínica e hipócrita política paternalista practicada por Francia en algunos países africanos se fundamenta en una malvada y perversa obsesión por el neocolonialismo, a través del cual pretende desestabilizar el continente con la intención de seguir expoliando y apropiándose de sus recursos y bienes;

CONVENCIDOS de que, al margen del noble ideal y los principios de justicia fundada en la igualdad entre los Estados y el respeto mutuo en virtud de la Carta de las Naciones Unidas, muy lamentablemente algunos Estados neocolonialistas y los grupos de presión internacionales a sus servicios como Transparency France Serpa, intentan poner en práctica sus perversas y diabólicas conspiraciones y estrategias macabras para manipular el Derecho Internacional con la finalidad de instaurar un nuevo orden de explotación económica dentro de varias regiones del mundo;

TENIENDO EN CUENTA que, desde la descolonización de los países africanos, Francia ha demostrado en activa y en pasiva una perseverancia y pertinaz actitud de acoso, control e injerencia en asuntos internos en los países africanos, empleando medios y artimañas vergonzosas e inhumanas para engañar, dividir, confrontar y convulsionar los escenarios político y socioeconómico africanos al objeto de revolver el continente para su propia ganancia mal adquirida;

RESULTANDO que, con la experiencia vivida en el triste pasado histórico, la República de Guinea Ecuatorial y su Pueblo no están dispuestos en modo alguno a tolerar una nueva situación de neocolonialismo que implica sometimiento, tutela, desprecio y expolio a los países africanos;

PROFUNDAMENTE INDIGNADOS por la Sentencia parcial y discriminatoria dictada por el Tribunal de Casación de París en esta burda y farsa judicial para humillar al Pueblo de Guinea Ecuatorial, robando descaradamente sus bienes mediante la utilización sistemática de una justicia parcial para su consumación.

CONVENCIDOS de que la independencia y la soberanía nacional de Guinea Ecuatorial son sencillamente innegociables y que, en consecuencia, no estamos dispuestos a tolerar más actos de neocolonialismos e imperialismo, vengan de donde vengan;

Mediante el presente ACTO DE MANIFIESTO:

RECHAZAMOS enérgicamente el acoso judicial de Francia contra la soberanía de la República de Guinea Ecuatorial, cuyo objetivo es robar bienes legítimos del Pueblo ecuatoguineano, utilizando sistemáticamente una farsa de justicia para consumar dicho robo;
DECLARAMOS SOLEMNEMENTE LA IMPERTINENCIA de pleno derecho de la absurda Sentencia dictada por el Tribunal de Casación de París contra el Vicepresidente del PDGE y de la República de Guinea Ecuatorial, Excelentísimo Señor Don Teodoro NGUEMA OBIANG MANGUE, por su carácter parcial y discriminatorio;

CONDENAMOS muy especialmente la cínica política de acoso e injerencia de Francia en asuntos internos de los Estados africanos soberanos e independientes, exigiendo que abandone definitivamente sus oscuras maniobras y conspiraciones contra la República de Guinea Ecuatorial y otros Estados africanos, debiendo ocuparse más de sus propios asuntos internos;

REAFIRMAMOS nuestro apoyo total y solidaridad incondicional a la Persona y Autoridad del Excelentísimo Señor Don Teodoro NGUEMA OBIANG MANGUÉ, Vicepresidente del PDGE y de la República de Guinea Ecuatorial;

REAFIRMAMOS igualmente nuestra inquebrantable voluntad y determinación de luchar, defender, proteger y salvaguardar los derechos e interés legítimos de Guinea Ecuatorial como Estado Soberano e independiente, así como exigir el respeto y reconocimiento que se merecen las Instituciones Legítimas de la Nación;

ADVERTIMOS, por último, que, si Francia prosigue con sus actuaciones en el marco de este proceso judicial arbitrario, la República de Guinea Ecuatorial actuará con reciprocidad en defensa de sus derechos e intereses supremos y legítimos de conformidad con el Ordenamiento Jurídico Nacional e Internacional.

Malabo, a 29 de julio del 2021
DEMOCRACIA, DESARROLLO Y BIENESTAR
MILITANTES Y SIMPATIZANTES DEL PDGE

julio 28, 2021