Síguenos en FACEBOOKTWITTERYoutubeinstagram
Noticias

Simon Mann implica a los abogados de la acusación del juicio de París con su golpe de Estado

Junio 28, 2017
El juicio que se sigue en París contra el Vicepresidente de Guinea Ecuatorial continuó el lunes 26 con sorpresas y enfrentamientos varios.
La acusación, formada por las ongs Transparency International France y Sherpa, entre otras, no pudo presentar ningún testigo que pudiera aportar pruebas directas sobre los delitos de blanqueo de capitales, que es el asunto objetivo de esta acusación.

 

Los testimonios de la acusación fueron opositores y empresarios que dieron su visión negativa y subjetiva sobre el Vicepresidente de la Nación y contra el Gobierno, sin que ninguno aportase ningún tipo prueba clave que pudiera demostrar hechos concretos; su declaración ni siquiera estuvo vinculada directamente con las acusaciones del auténtico objeto de este juicio.

La elección de los testigos desmorona ya de por sí los argumentos de este juicio y de la parte acusadora, que ha recurrido casi exclusivamente a políticos de la oposición y a reconocidos críticos contra el Gobierno de Guinea Ecuatorial, en vez de -como sería lo lógico- traer a declarar a aquellas personas que pudieran aportar datos, pruebas o al menos testimonios, sobre las actividades económicas que se están juzgando.
El hecho de convertir el juicio en un circo político, con opositores de distintas tendencias, no hace más que avalar lo que el Gobierno de Guinea Ecuatorial ha expresado en estas semanas: que el juicio no es más que un argumento por parte de determinadas instituciones francesas para poder acceder al control de nuestro país: una intolerable injerencia neocolonialista que se desmonta por sí sola con los testigos escogidos para el juicio.

Por cierto, y para rematar este escabroso juicio, parte de estos “opositores” que acudieron a declarar se enfrentaron entre ellos mismos a la salida de los juzgados, provocando una vergonzosa riña que fue grabada en video y recogida en todas las redes sociales.

El juicio de París: un nuevo complot para asaltar Guinea Ecuatorial
Sin embargo, la gran sorpresa de la tarde fue el testimonio del ex mercenario Simon Mann, que fue llamado a declarar por parte de la defensa del Vicepresidente, Teodoro Nguema Obiang Mangue.

Tal y como ya ha publicado la prensa internacional, en su testimonio, el ex mercenario declaró sin ningún tipo de duda que los responsables de la acusación de esta causa son los mismos que organizaron el golpe de Estado que le hizo famoso, en el año 2004. De hecho, también declaró que él mismo ya conocía a alguno de ellos.
Recordemos que el intento de golpe de Estado fracasado, de 2004, estaba organizado por una compleja trama internacional, en la que se encontraban implicados, entre otros, el opositor Severo Moto, el empresario libanés Ely Calil y personajes como Mark Thatcher, hijo de Margaret Thatcher.

http://information.tv5monde.com/afrique/biens-mal-acquis-le-mercenaire-simon-mann-accuse-177601

Pues bien, en su declaración, Simon Mann dijo que el magnate George Soros y el entonces presidente de la ong Sherpa, William Bourdon, formaban parte, en 2004, del grupo que organizó aquel intento de golpe de Estado. Algo que tiene especial importancia si tenemos en cuenta que William Bourdon es ahora también el principal abogado de la acusación particular. en nombre de Transparencia Internacional.

La acusación contra Bourdon no se quedó en palabras: como prueba de todo ello, el abogado Nguema Obiang Mangue, Emmanuel Marsigny, presentó un correo electrónico enviado por Elyl Calil a Bourdon el 20 de julio de 2007.
El juicio se reanuda el miércoles 28 de junio.

Departamento de Prensa del PDGE

junio 28, 2017