Síguenos en FACEBOOKTWITTERYoutubeinstagram
HOME 3, Noticias

Celebración del 3 de agosto en la Ciudad de la Paz

En este año se ha cumplido el 39º Aniversarios de la histórica  fecha del Golpe de Libertad, y los actos de conmemoración se han celebrado en la nueva y moderna capital de Djibloho.

Esta fecha marca el punto final de lo que fue el régimen de triste memoria que imperó en el país durante los primeros largos once años de la independencia nacional. Una fecha en la que el Pueblo de la República de Guinea Ecuatorial celebra su libertad, en un ambiente de paz y tranquilidad, habiendo vencido ya muchos obstáculos y desafíos.

La celebración de este año comenzó con una Misa de Acción de Gracias oficiada por el Obispo de Diócesis de Mongomo, Monseñor Juan Domingo Beka, así como otros sacerdotes con celebrantes.

El acto castrense se desarrolló en la explanada de la tribuna presidencial de la ciudad, con la entonación del Himno Nacional, así como la revista militar efectuada por el Presidente de la República, S. E. Obiang Nguema Mbasogo.

A los actos asistieron también la Primera Dama de Nación, Dª Constancia Mangue de  Obiang, el Vicepresidente de la República, encargado de la Defensa y Seguridad del Estado, Teodoro Nguema Obiang Mangue, así como presidentes de Órganos Constitucionales, miembros del Gobierno, Oficiales Generales, Oficiales, Suboficiales, Clase y Tropa, así como el cuerpo diplomático acreditado en Guinea Ecuatorial, además de un nutrido público. También estuvieron presentes el Secretario General del PDGE, Jerónimo Osa Osa Ekoro y la Secretaria Adjunta, Jesusa Obono Engono.

Durante la celebración militar se escucharon los informes académicos de los dirigentes de la Escuela Militar General Obiang (EMIGO), la Escuela Naval de Advocación Subregional, así como los resultados de los alumnos que han cursado formación castrense en Rusia, Camerún y Suazilandia, etc. También se realizó la imposición de divisas y medallas para los numero uno de cada cuerpo o especialidad, junto con la lectura los Decreto de la Presidencia de la República. En este sentido, el Vicepresidente recibió una Medalla de Primera clase de la Orden al Mérito Militar de Guinea Ecuatorial, a propuesta del Ministerio de Defensa Nacional. También los oficiales generales, personal civil y directivos de la escuela naval de Tica, en esta parte continental, recibieron las Medallas de Segunda y Tercera clase de la Orden al Mérito Militar.

El auditorio escuchó, a renglón seguido, las palabras del Ministro de Defensa Nacional enfocadas sobre el papel de los nuevos egresados, en tanto militares profesionales. Además, también condenó las acciones terroristas en contra del pueblo de la República de Guinea Ecuatorial y sus dirigentes.

Para el Jefe de Estado, tal y como dijo en sus palabras, “la fecha del 3 de Agosto ha quedado escrita con letras de oro al constituir uno de los momentos más importantes de la nación, con la recuperación de la libertad perdida pocos años después de acceder a la Independencia Nacional el 12 de octubre de 1968”. También ha traído a la memoria el papel de miembro del cuerpo castrense para con la población.

Igualmente, el Comandante en Jefe de los ejércitos nacionales condenó la corrupción -en tanto práctica de algunos militares- para extorsionar, explotar, robar e intimidar a la población, cuando su misión es precisamente defender hasta los confines a nuestro País.

Con el desfile militar, que ha sido más bien de escuelas de formación militar, se cerró este acto en la tribuna presidencial de Ciudad de la Paz, escenario por tercera vez consecutiva de estos actos de clausura, graduación y entrega de despachos a los caballeros oficiales y suboficiales de los ejércitos nacionales.

La Pareja Presidencial posteriormente ofreció una recepción a los invitados en el Gran Hotel Djibloho, terminando de esta manera los actos programados para el aniversario número 39º del Golpe de Libertad.

Una hazaña inolvidable

Fue en la madrugada del día tres agosto de 1979, cuando las leales y nacionalistas Fuerzas Armadas Nacionales pusieron fin al Gobierno de la Primera República, sistema político que reprimía sin contemplaciones cualquier intento de reivindicación de los derechos fundamentales del ecuatoguineano en sus propias tierras.

Las esperanzas de libertad  perdidas por el pueblo fueron  recuperadas con la acción arriesgada de un nacionalista: el entonces joven oficial superior de las fuerzas armadas nacionales Obiang Nguema Mbasogo, que habiendo inyectado este espíritu de superación en sus hermanos, consiguió derrocar al régimen dictatorial de aquel entonces.

El alzamiento de  armas del valeroso ejército de aquel momento se recuerda hoy con el gesto simbólico de los nuevos Oficiales, Suboficiales, Clase y Tropa durante el tradicional desfile militar de cada año.

Es un gesto de honor, sin ambiciones, el de dar cumplimiento al ideal castrense de salvaguardar y defender a la patria madre hasta la última gota de sangre.

Por lo tanto, no podemos olvidar las realidades históricas  y contundentes que dieron lugar a aquella histórica gesta, como lo demostraron las famosas batallas de Bindung, el asedio de Niefang, las victoriosas incursiones de las columnas expedicionarias en sus regiones Oriental y occidental de la Regional Continental.

La famosa derrota infringida a los enemigos por las fuerzas leales al Consejo Militar Supremo en la convergencia de Mekac Obuk, concluyeron con la reducción del dictador y su tropa en las junglas septentrionales de Nnoakien.

A día de hoy, la historia ha cambia bastante y se vislumbra ya un espléndido horizonte en la historia del País, con numerosas realizaciones, algunas impensables respecto a aquella anterior situación política, económica, social y religiosa.

 

Información de Deogracias Ekomo con fotos de Manuel Mangue (Equipo de la Prensa Presidencial)

Departamento de Prensa del PDGE

agosto 4, 2018