Síguenos en FACEBOOKTWITTERYoutubeinstagram
HOME 4, LA VOZ DEL PDGE, Noticias

Una foto poco diplomática

El Secretario General del partido de la oposición Convergencia Para la Democracia Social (CPDS) ha sido liberado de su detención en la República de Chad, e inmediatamente después, ha regresado a su casa, Malabo, donde ha sido recibido por algunas pocas personas. Entre ellas, sus compañeros de partido, y, para nuestra sorpresa, también el Embajador de España, Guillermo López Mac-Lellan, que no ha dudado en hacerse la foto junto con el recién llegado en el Aeropuerto Internacional de Malabo; una imagen que muestra una injerencia inaceptable del Gobierno español en los asuntos internos de nuestro país.

En primer lugar, hay que expresar la satisfacción porque el señor Andrés Esono Ondo haya regresado a su patria sano y salvo, y como se puede ver, en excelentes condiciones de salud, desmintiendo de esa manera, con su sola presencia, todos los bulos y barbaridades que la gente de su partido, la pagina ASODEGUE y otros elementos de la oposición radical, han estado lanzando a la opinión pública durante estos días, en los que se hablaba de torturas, secuestros y otra serie de alarmantes mentiras más. De la misma forma que nos alegramos de que el Sr. Andrés Esono se encuentre bien, igualmente esperamos que las razones de su viaje a Chad, para participar en un supuesto congreso, sean del todo aclaradas por las investigaciones y por la justicia. Hay que añadir, igualmente, que el hecho de que el propio señor Esono Ondo haya decidido regresar a este, su hogar, es una buena muestra de que aquí siempre se le respeta, y se le ha respetado, que es un lugar seguro para él, ya que Andrés Esono Ondo, lejos de lo que él mismo proclama y ha proclamado a los cuatro vientos ahora y siempre, realiza con toda libertad sus actividades políticas, sin que nadie se lo impida, ni ahora ni nunca; sin ningún tipo de censura, ni vigilancia, ni falta de seguridad. Esperamos que, a partir de ahora, esto ya quede claro para él y para todo el mundo.

Otra cosa distinta es la fotografía en la que un embajador de otro país, en este caso el señor López Mac-Lellan, titular actual de la delegación de España, haya acudido a hacerse la foto con el dirigente de un partido de la oposición que ha sido acusado y retenido en otro país por su nada clara implicación con una formación igualmente acusada de intentos de desestabilización institucional, y al que todos conocemos por realizar una continua campaña de desprestigio contra las instituciones de Guinea Ecuatorial. Porque el problema de CPDS y muy especialmente de Andrés Esono Ondo, es que no realiza una política limpia, basada en la crítica o en la aportación; el problema es que CPDS, partido legalizado y que lleva años ejerciendo sus actividades en nuestro país, desempeña una continua actividad de difundir continuas falsedades denigrantes, insultantes y difamatorias, contra el Presidente, el Gobierno y todas las instituciones de Guinea Ecuatorial. Campaña que, para colmo, está financiada -como todos sabemos- por un partido político concreto español, el Partido Socialista Obrero Español, que lleva años financiando a CPDS, y todas sus actividades, incluyendo la página web ASODEGUE, editada por otro español socialista llamado Adolfo Fernández Marugán.

Es decir, que cuando el señor López Mac-Lellan acude a hacerse la foto de la recepción con el Señor Andrés Esono Ondo, lo que nos está transmitiendo es su apoyo personal, clarísimo, a una facción concreta que está en contra del Gobierno de Guinea Ecuatorial, y que difama a sus instituciones. Que, de alguna forma, está en contra del Pueblo de Guinea Ecuatorial, porque hay que recordar que nuestro Presidente volvió a recibir un aplastante apoyo recientemente en unas elecciones que los observadores internacionales calificaron como limpias. Que no mantiene la neutralidad absolutamente necesaria en el ejercicio de cualquier diplomacia. Que, ya para el colmo, igualmente apoya a uno de los partidos políticos españoles, en este caso el PSOE, que sigue invirtiendo parte de sus fondos en intervenir en la política africana, con ambiciones claramente neocolonialistas y supremacistas.

Todo esto y más ha conseguido, con esta fotografía, el señor Embajador de España en Guinea Ecuatorial, representando de muy mala manera a los españoles que trabajan y conviven con nosotros en este país, y que, damos fe, no están nada de acuerdo con esta imagen, y no se sienten nada representados por él. Sumar razones para las buenas relaciones, y no sumar razones para entorpecer las relaciones: este debería ser, siempre, el objetivo de cualquier embajador. En este caso, claramente, no ha sido así.

Entre las responsabilidades de cualquier diplomático está saber mantener la equidistancia y la neutralidad entre los asuntos políticos internos de cualquier nación. Esta prioridad acaba de ser ignorada por el Embajador del Reino de España, levantando así una serie d susceptibilidades que bien se pudiera haber ahorrado de quedarse sentado en su despacho. Por estas, y otras muchas cosas, las relaciones entre Guinea Ecuatorial y el Reino de España, a veces se complican. Nos gustaría, para el futuro, que se tome nota.

Departamento de Prensa del PDGE

abril 29, 2019